Crítica de Lolita (Vladimir Nabokov)

58 Comments

Sinopsis: Humbert Humbert, un sujeto culto, refinado y hedonista con debilidad por las niñas pre-adolescentes, acepta a la viuda Charlotte Haze como casera, y como esposa, a continuación, a fin de compartir techo e intimidades con la hija de ésta, una chiquilla de 12 años que responde al nombre de Lolita. La muerte de Charlotte, atropellada por un coche a las pocas horas de descubrir el diario (y, en consecuencia, los perversos intereses) de su marido, dejara vía libre a Humbert para disfrutar de la compañía de su hijastra.




Reseña: “Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta.

Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita."


Si exceptuamos las famosas aventuras del hidalgo manchego, podríamos afirmar que nos encontramos ante uno de los principios más conocidos de la literatura contemporánea. En apenas dos párrafos, Vladimir Nabokov condensa la obsesión del doctor Humbert hacia su ninfula, Lolita.


A pesar de catalogarse como novela pornográfica, la historia posee un interesante y complejo trasfondo psicológico que comienza con el frustrado amor adolescente de su protagonist con Annabel. La imposibilidad de consumarlo físicamente y la posterior muerte de la joven son la causa de su irremediable atracción hacia las niñas preadolescentes, con objeto de satisfacer esta fantasía. Es más, observé el lector como confluyen ambas para convertirse en una única figura de deseo ante sus ojos:


"Hay dos clases de memoria visual: con una, recreamos diestramente una imagen en el laboratorio de nuestra mente con los ojos abiertos (y así veo a Annabel, en términos generales tales como «piel color de miel», «brazos delgados», «pelo castaño y corto», «pestañas largas», «boca grande, brillante»); con la otra, evocamos instantáneamente con los ojos cerrados, en la oscura intimidad de los párpados, el objetivo, réplica absolutamente óptica de un rostro amado, un diminuto espectro de colores naturales (y así veo a Lolita)."


Sin embargo, incluso el propio Humbert desaprueba su comportamiento y, para justificarse, tiende a describirse como una víctima de la provocación de las ninfulas. ¿Y qué (o quiénes) son las ninfulas?

"Entre los límites temporales de los nueve y catorce años surgen doncellas que revelan a ciertos viajeros embrujados, dos o más veces mayores que ellas, su verdadera naturaleza, no humana sino de ninfas (o sea demoníaca); propongo llamar nínfulas a estas criaturas escogidas.''

El prematuro desarrollo de estas muchachas, y no nos referimos a aspectos tan evidentes como pechos incipientes o la insinuante curva de sus caderas, sino algo más sutil y relacionado con la actitud que exhiben durante esta etapa, representa la condena para los actores que intervienen en esta farsa disfrazado de romance o amor incomprendido ante los ojos de una sociedad excesivamente puritana e hipócrita culturalmente.


Adviértase las menciones que realiza Humbert de diferentes civilizaciones y que permiten al autor realizar un interesante contraste para reflejar la mezquindad del pensamiento occidental, pues Lolita es una crítica sátira del estilo de vida basado en las apariencias, en la cultura kleenex de usar y tirar.

Una metáfora que ilustra este concepto, y que se encuentra muy relacionado con el argumento de la novela, serían las muñecas exhibidas como pequeños tesoros en el escaparate de cualquier juguetería. La incapacidad de conseguirlas en un principio, como cuando nuestros padres nos las negaban, incrementaba el deseo de conseguirlas. Una vez que son de nuestra posesión, tras muchos esfuerzos y sacrificios para conseguirlas, disfrutamos al máximo con todos los placeres que nos reporta la novedad. Transcurrido un tiempo no demasiado extenso, nos cansamos de ella, la apartamos en un rincón lo bastante alejado para que su presencia no nos resulte molesta, pero tampoco para que pudiera sentirse abandonada ni ignorada por completo. Y, cuando conseguimos encontrarle una sustituta mejor, la reemplazamos sin contemplaciones.

Lolita es una muchacha que renuncia a la inocencia, deja de ser niña precipitadamente para convertirse en lo que ella considera que debería ser una mujer, a fin de obtener los privilegios reservados solo a los adultos.


De hecho, resulta muy interesante el personaje de Charlotte Haze, quien percibe a su propia hija como un rival para conquistar el corazón de Humbert. Es significativo como, a pesar de tu temprana edad, Dolores es consciente de su potencial como mujer y de la atracción (y el control) que puede llegar a ejercer sobre algunos hombres en su propio beneficia, con la ventaja de su juventud. Por tanto, cabe preguntarse si Lolita actúa siguiendo el ejemplo de su progenitora o, por el contrario, desde el principio es consciente de las consecuencias de un comportamiento más que reprochable.

Algunos pueden considerar que Charlotte Haze actúa en base a un comportamiento egoísta, cuya única finalidad es ascender dentro de la reducida élite de su comunidad, siendo su hija uno de los obstáculos que le impide alcanzar este propósito. Si analizamos con detenimiento algunos fragmentos del fugaz matrimonio, es cómico comprobar como Humbert se convierte en un hombre objeto tras el compromiso, exhibido con orgullo ante sus conocidos, obligado a integrarse dentro de un grupo  con más carencias que virtudes. Por otro lado, las remodelaciones en el hogar familiar o la necesidad de sustituir a su actual asistenta muestran su ferviente necesidad por cambiar, pero solo desde un punto de vista externo, pues la estructura de la persona, los cimientos que la definen permanecen inalterables, cuando son realmente los que deberían restaurarse para apreciar resultados significativos. Es decir, se encuentra tan centrada en las apariencias que es incapaz de apreciar el alcance del daño hasta que resulta demasiado tarde para arreglarlo.


Con todo, Vladimir Nabokov  prescinde de este interesante triángulo amoroso con demasiada rapidez y, durante gran parte del mismo, destaca por la ausencia de Lolita. Es cierto que la historia es la tormentosa relación entre Humbert y su ahijada, pero hubiese resultado atractivo enfrentar a estos tres personajes y sus intereses algo más que unos breves capítulos, insuficientes para profundizar en toda la psique de la madre,  reducida a una mera secundaria sin repercusión en la trama posterior.

Por otro, no podemos negar que la gran protagonista es Lolita, aun cuando la historia es narrada por Humbert. La idiosincrasia de este personaje sitúa al lector en una inflexión, pues siendo testigo de los abusos, siente empatía por Humbert. Todo resulta mucho más complejo de lo que a simple vista pueda aparentar y, aunque nos resulte repulsivo en algunos aspectos, como la anécdota de los somníferos, la propia Lolita genera antipatía ante su comportamiento promiscuo y caprichoso. En cierto modo, Lolita nunca llega a crecer, pues siempre acaba por mostrar una conducta demasiado infantil y, a pesar de los cambios que experimenta su cuerpo, estos no son más que el reflejo de la degradación y corrupción de su espíritu, tal y como ocurre en El retrato de Dorian Gray (Oscard Wilde).


De hecho, cuando concluye la lectura de Lolita, esta ambigüedad no ha desaparecido, sino que se ha incrementado durante todo el relato. El lector es incapaz de realizar un juicio objetivo sobre los acontecimientos sin verse influenciado por las circunstancias descritas. Pedirle que se posicione a favor o en contra de sus personajes le resulta una ardua tarea de difícil cumplimiento, pues todas sus convicciones previas han sido objeto de una profunda revisión que le lleva a replantearse una opinión que consideraba sólida e inalterable.

Y si el argumento de la novela resulta fascinante, la forma de narrarlo es igual de atractivo. Vladimir Nakobov emplea una prosa soberbia, caracterizada por su capacidad para embellecer incluso aquellos fragmentos que hubiesen podido provocar el rechazo del lector, como Anthony Burgess en La naranja mecánica. Sin embargo, la ironía del autor se pierde en la traducción al castellano, e incluso leyéndolo en la versión original, resulta complicado captar el sarcasmo de algunos comentarios. Por desgracia, esta dificultad para captar los detalles más sutiles de la narración se incrementarán ante el progresivo empobrecimiento cultural de los lectores.

¿Qué nos has hecho Lolita? Pequeña ninfula, sinónimo de tentación, nuestra particular Eva fuera del paraíso, nuestra condena. En palabras del propio Humbert: "Yo me empecinaba en mi paraíso escogido: Un paraíso cuyos cielos tenían el color de las llamas infernales, pero con todo un paraíso". Vladimir Nakobov narra con una maestría incomparable la turbulenta relación de estos dos amantes, una insana obsesión con trágicas consecuencias para sus protagonistas que solo puede terminar de una forma…

VALORACIÓN: 9,5/10

LO MEJOR: Salvo algunos aspectos, absolutamente todo.

LO PEOR: El escaso desarrollo del persona de Charlotte Haze. La traducción al español impide apreciar la sutil sátira de Nakobov.

Descubre la película en Cine y Bso

Sobre el autor: Nacido en el seno de una acaudalada y aristocrática familia de San Petesburgo en 1899, aprendió francés e inglés de niño. En 1919, iniciada la revolución bolchevique, marchó al Reino Unido, estudiando Filología Eslava y Románica en el Trinity College de la Universidad de Cambridge. Tres años más tarde, marchó a Berlín viviendo dentro de la comunidad rusa en el exilio, y comenzando a escribir poesía. En 1937 viajó a Francia, asentándose más tarde en París. En 1940, por la presión nazi, emigró con su familia a Estados Unidos, trabajando en el museo Americano de Historia Natural, compaginando el trabajo con el de profesor de Literatura Comparada en el Wellesley College, donde años después sería profesor de ruso. En 1945 adquirió la nacionalidad americana, y en 1948 fue profesor de ruso en la Universidad de Cornell. El éxito de Lolita y de obras posteriores como Pálido fuego y Ada o el ardor le permitiría asentarse definitivamente en Suiza, donde falleció el 2 de julio de 1977.




58 comentarios:

  1. Me encanto tu escrito, opino lo mismo de esta bella novela.poco admirada y muy criticada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Candy,

      Siempre es agradable conocer una lectora capaz de vencer sus prejuicios para disfrutar de esta gran novela. De igual modo, me alegra saber que has considerado esta crítica al nivel de la obra de Vladimir.

      Un cordial saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  2. Concuerdo ciento por ciento contigo sobre la traducción, sin duda es una novela fascinante que me sorprendió desde que empece a leerla y no me refiero al argumento de esta lectura (cosa por la que la mayoría suele etiquetarla de un manera completamente errónea y molesta) si no la espectacular forma en que esta narrada, encuentro al autor como un genio de la palabra y sin duda se han convertido esta novela una de mis favoritas. Me sorprende que efectivamente solo un grupo muy selecto de personas conozcan esta obra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Ali ROP,

      En primer lugar quisiera agradecer tu participación a través del presente comentario. Si bien, poco puedo añadir a tus palabras tras haberlo leído, salvo manifestar mi alegría al seguir conociendo a lectores que demuestran un amplio conocimiento de aquello que tiene la oportunidad de leer por propia decisión. Magnifica tu percepción de la novela.

      Nuevamente, gracias por tu comentario y espero volver a leerte en futuras disecciones.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  3. Me gusto la explicación, he pensado en leer la novela, pero aún no me he decidido, pues bien he aquí los motivos:
    -Se censuró, pues moralmente el romance entre los protagonistas es inadecuado.
    - Podría cambiarme o afectar en mi modo de pensar ante tal "locura" o ¿podría simplemente permanecer como una "fantasía-ficción" que no es adecuado en nuestra sociedad?
    - ¿Se ha de leer con edad adulta o más bien con mente madura?
    -¿Tiene alguna moraleja, se aprende algo o es solo para pasar el rato?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches Haley,

      En primer lugar quisiera decir que nunca y bajo ningún concepto justifico la pederastia, pues me parece el acto más reprobable que un ser humano infligir en contra de la voluntad de otro, en especial tratándose de un crimen contra las personas más inocentes y vulnerables. Sin embargo, "Lolita" aporta una importante lección y no es prejuzgar un libro por su portada en base a nuestros prejuicios, porque la novela nos demuestra la hipocresía de la sociedad occidental -en apariencia más civilizada y con una base moral más sólida- a través de la ambigüedad de esta historia. Nabokov consigue lo que parecía impensable para el lector, conseguir la empatía por el profesor Humbert Humbert porque nos narra la "otra historia", aquella impensable para nuestra puritana mentalidad. En este libro no existe una clara distinción entre los extremos con los que tendemos a clasificar entre personas; es decir, no existe un criminal y su víctima, porque Humbert y Lolita comenten los mismos pecados inducidos por el egoísmo, el narcicismo o la lujuria. de hecho, te recomendaría que, de forma complementaria a la lectura de "Lolita", vieses "El leñador" (Nicole Kassell, 2004) y "La caza" (Thomas Vinterberg, 2012) para comprender mejor el concepto de falsa moralidad. En consecuencia, la novela de Nabokov requiere más que una mente adulta un pensamiento tolerante y carente de prejuicios, sobre todo influenciados por terceras personas.

      Nuevamente, estoy en la obligación de recordar que, a pesar de considerar "Lolita" una de las grandes obras contemporáneas y lectura imprescindible, siempre es analizado desde el concepto de la ficción y jamás justificaría los abusos sexuales infantiles. Por esa razón es muy importante saber establecer esa distinción antes de empezar a leerla y, si al concluirla, justificas algunos de los actos - no todos- de Humbert es que realmente has sido capaz de comprender toda la profundidad de la historia. Además de disfrutar con un magnífico libro.

      Espero haberte resuelto todas las dudas planteadas en el mensaje. Y si finalmente decides leerlo, me encantaría conocer tu opinión.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
    2. Hola, buenas tardes María, en esta respuesta mencionas algo interesante, y es que el libro aporta una lección a los lectores. Pero al final del libro, el autor nos dice que no pretende enseñarnos nada, que la finalidad del libro es puramente estética.
      Y otra cuestión que me tenía intrigada, muchas críticas de Nabokov se hicieron alegando a que no pudo describir la pedofilia tan maravillosamente sin ser en el fondo un poco como Humbert. ¿Cuál es tu opinión al respecto?
      Un saludo y gracias por la crítica.

      Eliminar
    3. Buenas tardes Karina,
      En primer lugar quisiera disculparme por la demora de mi respuesta, pero reconozco que he estado reflexionando varios días sobre la cuestión que has planteado. Es curioso, porque con bastante frecuencia mi círculo de amistades más íntimo y yo solemos conversar sobre cuestiones similares, pues dentro del grupo tenemos opiniones muy diversas respecto a la conducta sexual, especialmente después del éxito de la trilogía “Cincuenta sombras de Grey”. Personalmente, considero que nos encontramos ante una paradoja social, los jóvenes tienden a mostrar una actitud demasiado precoz respecto al sexo, mientras que los adultos optan por la represión de sus deseos. De ahí el actual éxito de la literatura erótica que permite la satisfacción de un conjunto de fantasías cohibidas por una moralidad hipócrita, pues no deberíamos censurar determinados procederes concernientes a la intimidad de una persona. En este sentido, la literatura proporciona a los lectores la posibilidad de realizarlas, aunque sea de forma indirecta, tal y como demuestra Anthony Burguess cuando escribió “La naranja mecánica”. A pesar de que en la realidad se mostrase contrario a los métodos de condicionamiento conductual para disminuir el comportamiento violento, la novela le permitió vengarse del grupo de soldados estadounidenses que violó a su mujer. O la obra más conocida de Donatien Alphonse François de Sade, “Los 120 días de Somoda”, una fausta metáfora de la decadencia moral y los vicios que, pese a los escándalos con los que siempre estuvo asociado la figura del marqués, sirvió para denunciar las consecuencias del abuso de poder. U otros ejemplos, F. Scott Fitzgerald (“El Gran Gabtsy”) y León Tolstoi (“Anna Karenina”) menospreciaban la sociedad a la que pertenecían en sus novelas, así como un largo etcétera de escritores que, a través de sus páginas, exhibían su auténtico ser ante los lectores. Entonces, ¿podría interpretarse que Vladimir Nabokov tuviera una predisposición a la pederastia? Con sincerad, pienso que las personas tienen la capacidad de controlar sus instintos más básicos, como la violencia o al sexo, por dos razones principales: la voluntad del individuo para oponerse a sus deseos y, por otro, el estigma consecuente a la realización de determinados actos. Es posible que Nabokov pudiera sentirse atraído por la belleza impoluta –o si lo prefieres, virginal- de las preadolescentes, que sintiese admiración ante la perfección de la inocencia infantil antes de que comenzara la degradación adulta –tal y como exhibe Lolita cuando ella toma la iniciativa en el acto sexual haciéndolo una felación poco hábil a Humbert-, pero poseía el suficiente control sobre su persona para que esas inclinaciones no derivasen en una patología sexual. Precisamente, ahí radica la maestría de “Lolita” al situarse en la neutralidad de su planteamiento, aunque la mayoría no lo interprete de esta forma y se reafirmen en su percepción de que el escritor ruso demostraba en sus páginas una mentalidad malsana y reprobable.
      Espero que mi respuesta te haya satisfecho. Mucha gracias por tu participación y espero que vuelvas a escribir en futuras autopsias literarias.
      Un cordial saludo
      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
    4. Hola Haley, tienes toda la razón!! Yo tiré el libro al contenedor de reciclaje!!hay libros que son mucho más tranquilizadores paratu espíritu, bien escritos y te hacen pensar en cosas agradables y constructivas!!! Es verdaderamente indignante este autor. Yo llevo trece años en pareja, y somos adultos, por Dios. Si a alguien le gusta la novela erótica y que le toquen la fibra sensible, puede elegir un libro donde los amantes sean ambos conscientes. ME repugna ponerme en el lugar de este autor, me alucina lo transgresor que llega a ser, y en consecuencia lo malo que es realmente!!! Y deciros quue yo me desvirgué con 15 años, mi mejor amiga tenia 12... eramos muy precoces, pero de ahí a que un señor nos impusiera su pene, y encimapadrastro... NO; POR FAVOR. Deciros que además trabajo en una web de trastornos mentales. www.sin-limite.org, donde desgraciadamente, una gran cantidad de gente ha pasado por abusos y os garantizo que de bueno pra las víctimas no tienen nada de nada!!!! :((( ESO NO ES UN PREJUICIO; ES UN JUICIO! O SEA UNA REALIDAD COMO UN TEMPLO.
      Me llamo Sandra y mi web es www.ideasylibros.es

      Eliminar
    5. Buenas tardes Lola,

      Cualquier opinión es respetable siempre que consiga argumentarse, pero considero que te excedes en tu comentario, sobre todo ante la necesidad de exponer públicamente tu vida sexual. Considero innecesario explicarnos la edad en la que perdiste tu virginidad, incluso lo considero vergonzoso. Personalmente, no pienso seguir con la polémica respecto a "Lolita", porque en varios comentarios previos he expuesto mi opinión siempre desde la perspectiva de la FICCIÓN, un pequeño detalle que los detractores de Vladimir Nabokov siempre ignoran. Ademñas, siempre me resulta paradójico que los lectores se sientan indignados ante la novela, pero nunca mencionen las dos adaptaciones cinematográficas. ¿Acaso la indignación es incomplatible con la pletórica filmografía de Stanley Kubrick? Finalmente, puestos a mostrar vuestra indignación, creo que la trilogía de "50 sombras de Gray" merece vuestro rechazo en mayor medida siendo una justificación del maltrato psicológico que describen los celos de la pareja como una muestra de amor. Considerando tu extenso curriculum, me sorprende que no hicieras mención de este fenómeno literario de actualidad y mucho más preocupante considerando el alto índice de adolescentes que empiezan a sufrir las agresiones de sus parejas amparadas por semejantes novelas. Finalmente, Gabriel García Márquez, gnador del Premio Nobel de Literatura, escribió "Memorias de mis putas tristes" en la que un octogenario se enamoraba de una adolescente. ¿Por qué nadie menciona tampoco esta novela? Es posible que la mayoría de críticas negativas estén derivadas de la ignorancia, porque te aseguro que el catálogo es amplio.

      Por otro lado, siempre he solicitado a todas las personas que escriben al blog que no realicen spam de sus blogs o páginas webs sin previo consentimiento, así que la próxima vez en que decidas opinar, hazlo respetando las condiciones.

      Un saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  4. Hola escritor(a):
    Soy poco impresionable por temas escandalosos, pero en cuanto a Lolita se refiere, me parece un libro muy pobre líricamente hablando, una escritura que deja mucho que desear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días,

      A pesar de respetar tu opinión, debo discrepar respecto a tu percepción de la novela. "Lolita" es una obra muy compleja a la que no podemos juzgar de forma anticipada basándonos exclusivamente en la temática, pues Vladimir Nabokov obliga al lector a replantearse nuestra concepción a través de la narración del profesor Humbert. En ningún momento, el autor busca la provocación o el escándalo, sino la reflexión, demostrarnos cuan fácil establecer un juicio sin conocimiento... Y precisamente, esta finalidad es apreciable a través de los sutiles detalles presentes a lo largo de toda la novela, aunque la mayoría acaban siendo ignorados o, peor todavía, directamente repudiados por ese prejuicio. En mi opinión, deberías realizar una segunda lectura mucho más pausada de una edición que incluya las notas de página de posteriores que permiten comprenden la trascendencia de esta obra.

      Un saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
    2. Hola, perdonar estoy dejqando varias opiniones porque es tal mi indignación con este libro. María, en contra de lo que dices, creo que el autor sí es un pederasta absoluto, dudo de si es su vida real, digamos llegó a consumar actos sexuales con chicas jovencitas o no, pero no me extarañaría porque en su novela sí lo hace y en realidad es casi lo mismo!! Se regodea y mucho en su personaje, que para mi, es él. Humbert y Nabokov, el mismo hombre. Un egoista que transgrede a conciencia las reglas establecidas, que sabe muy bien lo que se hace y a pesar de todo lo ahce, y lo disfruta. Pues, como mujer, asco me da. No lo puedo evitar, me produce un nerviosismo repulsivo.
      Os invito aconocer mi web, ya que estoy aquí, por si alguien quisiera entrara opinar igualmente. Un cordial saludo,

      Sandra
      www.ideasylibros.es

      Eliminar
    3. Hola, perdonar estoy dejqando varias opiniones porque es tal mi indignación con este libro. María, en contra de lo que dices, creo que el autor sí es un pederasta absoluto, dudo de si es su vida real, digamos llegó a consumar actos sexuales con chicas jovencitas o no, pero no me extarañaría porque en su novela sí lo hace y en realidad es casi lo mismo!! Se regodea y mucho en su personaje, que para mi, es él. Humbert y Nabokov, el mismo hombre. Un egoista que transgrede a conciencia las reglas establecidas, que sabe muy bien lo que se hace y a pesar de todo lo ahce, y lo disfruta. Pues, como mujer, asco me da. No lo puedo evitar, me produce un nerviosismo repulsivo.
      Os invito aconocer mi web, ya que estoy aquí, por si alguien quisiera entrara opinar igualmente. Un cordial saludo,

      Sandra
      www.ideasylibros.es

      Eliminar
    4. NABOKOV ERA UN CERDO EN TODA REGLA! Solo le puede interesar la novela a aquellas personas que sean frías y racionales y se alejen de la empatía real con el personaje, de lo contrario, les pasaría como a mi y a otras personas, que más bien sientes rechazo.

      Eliminar
    5. NABOKOV ERA UN CERDO EN TODA REGLA! Solo le puede interesar la novela a aquellas personas que sean frías y racionales y se alejen de la empatía real con el personaje, de lo contrario, les pasaría como a mi y a otras personas, que más bien sientes rechazo.

      Eliminar
    6. Buenas tardes Lola,

      Cualquier opinión es respetable siempre que consiga argumentarse, pero considero que te excedes en tu comentario, sobre todo ante la necesidad de exponer públicamente tu vida sexual. Considero innecesario explicarnos la edad en la que perdiste tu virginidad, incluso lo considero vergonzoso. Personalmente, no pienso seguir con la polémica respecto a "Lolita", porque en varios comentarios previos he expuesto mi opinión siempre desde la perspectiva de la FICCIÓN, un pequeño detalle que los detractores de Vladimir Nabokov siempre ignoran. Ademñas, siempre me resulta paradójico que los lectores se sientan indignados ante la novela, pero nunca mencionen las dos adaptaciones cinematográficas. ¿Acaso la indignación es incomplatible con la pletórica filmografía de Stanley Kubrick? Finalmente, puestos a mostrar vuestra indignación, creo que la trilogía de "50 sombras de Gray" merece vuestro rechazo en mayor medida siendo una justificación del maltrato psicológico que describen los celos de la pareja como una muestra de amor. Considerando tu extenso curriculum, me sorprende que no hicieras mención de este fenómeno literario de actualidad y mucho más preocupante considerando el alto índice de adolescentes que empiezan a sufrir las agresiones de sus parejas amparadas por semejantes novelas. Finalmente, Gabriel García Márquez, gnador del Premio Nobel de Literatura, escribió "Memorias de mis putas tristes" en la que un octogenario se enamoraba de una adolescente. ¿Por qué nadie menciona tampoco esta novela? Es posible que la mayoría de críticas negativas estén derivadas de la ignorancia, porque te aseguro que el catálogo es amplio.

      Por otro lado, siempre he solicitado a todas las personas que escriben al blog que no realicen spam de sus blogs o páginas webs sin previo consentimiento, así que la próxima vez en que decidas opinar, hazlo respetando las condiciones.

      Un saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  5. Es incuestionable el poder que tiene este hombre para tocar tus nervaduras, conquista la manera de expresar que posee, el comienzo de las paginas finales es tremendo. Sinceramente no soy muy 'fan' de las novelas pero esta obra me gusto mucho al igual que su película. (la del 97')

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días,

      Coincido en la mayoría de los detalles mencionados en tu comentario, aunque prefiero la versión realizada por Kubrick. La segunda adaptación se centraba demasiado en el aspecto sexual de la relación.

      Un cordial saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  6. Por casi una semana deja un gusto agrío, por lo menos a mi (ja)*

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días,

      Realmente nos encontramos ante una novela que difícilmente deja indiferente al lector, sobre todo considerando la temática base. No obstante, siempre recomiendo ignorar los prejuicios existentes que pudieran condicionar su lectura y profundizar en las reflexiones que realiza el autor a través de su personaje.

      Un cordial saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
    2. Seguro, igualmente me refería al lazo 'afectivo-compasivo' que construye el lector con los protagonistas, sobre todo con Humbert.
      Mmm, me parece un tanto mórbido esto de los prejuicios, considero que pasa más por las inclinaciones de la persona al respecto, tal vez les sea perturbante y es entendible pero me parece un poco redundante detenerse en esos detalles. Es claro que el propósito de la novela pasa por otra cuestión.

      ¡Un cordial saludo para vos también!

      Eliminar
  7. Qué grato descubrir tu blog.
    Definitivamente, "Lolita" deja patente el monstruo de las letras que es Nabokov. Sólo una pluma tan elegante podría diseccionar la mente de un pedófilo sin resultar chabacana. Sí, a ratos (muchos) Humbert Humbert y su parafilia con las nínfulas me asqueba, pero no se trata de un tema para encantar, moralizar, o juzgar. Simplemente se trata de una novela de un tipo de escritor, como dice Nabokov "que al empezar a escribir un libro no tiene otro propósito que librarse de él..." y que como dice Humbert Humbert, de sí mismo, él tenía que vivir al menos un par de meses más para que Lolita viviera en la mente de las generaciones venideras. Y vaya que lo logró, aunque quizá sólo nos ha llegado una Lolita recreada por el cine y el consumo...y no la triste víctima de una mente enferma. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Alessandra,

      En primer lugar bienvenida a La diseccionadora de libros, siempre es un placer encontrarse con nuevos lectores que realizan una lectura tan precisa de esta novela sin prejuicios. Realmente has captado la reflexión inherente en la prosa de Nabokov, así como el conflicto de Humbert Humbert.

      Gracias por este interesante comentario y espero que sigas participando en futuras autopsias literarias.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
    2. Pero, no os dais cuenta de que HUMBERT Y NABOKOv son la misma persona????? Como licenciada en Ciencias de la Comunicación y escritora que soy, lo tengo clarísimo, no hay autor que no se refleje a si mismo en una obra!!! ¿por qué lo separáis? ??? NO OS DAIS CUENTA? Es imposible describir los detalles como lo hace él sin haberlos observado o prestado interés por los mismos. Francamente, vomitivo que un señor tan inteligente se deje llevar por sus impulsos de esa forma, para su disfrute único y personal.

      Eliminar
    3. Buenas tardes Lola,

      Cualquier opinión es respetable siempre que consiga argumentarse, pero considero que te excedes en tu comentario, sobre todo ante la necesidad de exponer públicamente tu vida sexual. Considero innecesario explicarnos la edad en la que perdiste tu virginidad, incluso lo considero vergonzoso. Personalmente, no pienso seguir con la polémica respecto a "Lolita", porque en varios comentarios previos he expuesto mi opinión siempre desde la perspectiva de la FICCIÓN, un pequeño detalle que los detractores de Vladimir Nabokov siempre ignoran. Ademñas, siempre me resulta paradójico que los lectores se sientan indignados ante la novela, pero nunca mencionen las dos adaptaciones cinematográficas. ¿Acaso la indignación es incomplatible con la pletórica filmografía de Stanley Kubrick? Finalmente, puestos a mostrar vuestra indignación, creo que la trilogía de "50 sombras de Gray" merece vuestro rechazo en mayor medida siendo una justificación del maltrato psicológico que describen los celos de la pareja como una muestra de amor. Considerando tu extenso curriculum, me sorprende que no hicieras mención de este fenómeno literario de actualidad y mucho más preocupante considerando el alto índice de adolescentes que empiezan a sufrir las agresiones de sus parejas amparadas por semejantes novelas. Finalmente, Gabriel García Márquez, gnador del Premio Nobel de Literatura, escribió "Memorias de mis putas tristes" en la que un octogenario se enamoraba de una adolescente. ¿Por qué nadie menciona tampoco esta novela? Es posible que la mayoría de críticas negativas estén derivadas de la ignorancia, porque te aseguro que el catálogo es amplio.

      Por otro lado, siempre he solicitado a todas las personas que escriben al blog que no realicen spam de sus blogs o páginas webs sin previo consentimiento, así que la próxima vez en que decidas opinar, hazlo respetando las condiciones.

      Un saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  8. Nabokov es capaz de narrar esta obsesión de tal forma que este "amor prohibido" termina por cautivarte. Es difícil no crear cierta empatía con Humbert Humbert por la forma en la que emulaba a Lolita, incluso sentir lástima. Uno como lector es capaz de entrar en la mente de este hombre perturbado. Leer este libro y que te guste depende de la perspectiva, alejarse de los prejuicios y adentrarse en el viaje. Vale la pena leerlo y por si fuera poco, está plagado de frases geniales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes,

      Creo que no puedo añadir nada a tu comentario. Magnifica reflexión acera de esta controvertida novela. es agradable encontrarse lectores capaces de apreciar la complejidad de su prosa. ^_^

      Muchas gracias por tu comentario y espero que vuelvas a participar en futuras autopsias literarias.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  9. Hola María del Carmen! Estoy justamente ahora terminando esta novela de Vladimir Nabokov y tengo que decir que me encantó tu opinión y tu manera de desarrollarla sobre estas líneas.
    Lolita se está convirtiendo en una de mis obras preferidas, sobretodo por el contraste entre la brillante y conmovedora manera de Humbert en narrar esa obsesión con la realidad de la misma...
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Andrea,

      Muchas gracias por tus palabras. Reconozco que fue difícil redactar la crítica de "Lolita" por la controversia que siempre suscita esta temática, pero resulta imposible no dejarse seducir por la inteligente prosa de Nabokov. De hecho, leyendo tu comentario creo que a ti te está ocurriendo lo mismo y me alegro mucho, pues cada vez menos lectores son capaces de apreciar todos los matices de esta obra siendo yo la que debe felicitarte.

      Muchas gracias por tu comentario y espero que vuelvas a participar en futuras autopsias literarias.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  10. Sin duda de acuerdo contigo, debo admitir que la escritura fluida de Nabokov le agrega dulzura incluso a aquello que resulta inquietante para uno como lector. Esta obra para mi fue como desenmarañar el tabú creado por la cultura y ciertamente concuerdo contigo en que hubo un pequeño error, desde mi punto, al introducir ciertos personajes a la historia que quizá ameritaban mayor interacción con Humbert Humbert, como ya mencionadas el caso de Charlotte Haze, y entre los cuales mencionaré a Cue, cuyo personaje me pareció un poco vago al final lastimosamente, debido probablemente al shock del reencuentro con Lolita. Pero sin duda, este libro me ha dejado una hermosa e inquietante paradigma, en donde no sé si querer o aborrecer a Lolita, la víctima con su actitud de infante, o a Humbert Humbert, el perpetrador con corazón adolorido. Hermosa novela, hermosa reseña.

    ResponderEliminar
  11. Sin duda de acuerdo contigo, debo admitir que la escritura fluida de Nabokov le agrega dulzura incluso a aquello que resulta inquietante para uno como lector. Esta obra para mi fue como desenmarañar el tabú creado por la cultura y ciertamente concuerdo contigo en que hubo un pequeño error, desde mi punto, al introducir ciertos personajes a la historia que quizá ameritaban mayor interacción con Humbert Humbert, como ya mencionadas el caso de Charlotte Haze, y entre los cuales mencionaré a Cue, cuyo personaje me pareció un poco vago al final lastimosamente, debido probablemente al shock del reencuentro con Lolita. Pero sin duda, este libro me ha dejado una hermosa e inquietante paradigma, en donde no sé si querer o aborrecer a Lolita, la víctima con su actitud de infante, o a Humbert Humbert, el perpetrador con corazón adolorido. Hermosa novela, hermosa reseña.

    ResponderEliminar
  12. Sin duda de acuerdo contigo, debo admitir que la escritura fluida de Nabokov le agrega dulzura incluso a aquello que resulta inquietante para uno como lector. Esta obra para mi fue como desenmarañar el tabú creado por la cultura y ciertamente concuerdo contigo en que hubo un pequeño error, desde mi punto, al introducir ciertos personajes a la historia que quizá ameritaban mayor interacción con Humbert Humbert, como ya mencionadas el caso de Charlotte Haze, y entre los cuales mencionaré a Cue, cuyo personaje me pareció un poco vago al final lastimosamente, debido probablemente al shock del reencuentro con Lolita. Pero sin duda, este libro me ha dejado una hermosa e inquietante paradigma, en donde no sé si querer o aborrecer a Lolita, la víctima con su actitud de infante, o a Humbert Humbert, el perpetrador con corazón adolorido. Hermosa novela, hermosa reseña.

    ResponderEliminar
  13. Una obra de la literatura universal???? vencer yo mis prejuicios??? NO tengo prejuicios, tengo juicios, que es muy distinto.... ! El otro dia tiré la obra de quéc Nabokov al contenedor de reciclaje. ¿Sabéis por qué? porque me ponía sumamente nerviosa el regocigo de su autor... Qué libertad la suya y al mismo tiempo, qué cretino, sabiendo perfectamente las diferencias de edad entre él y sus lolitas.... La primera vez que se acerca a ella, cómo explica que procura que no se dé cuenta. Eso se llama Abuso. No pude leerla entera esta novela. Demasiado real. Estamos hablñando de que Nabokov es un pederasta!!! No me creo que nadie sea capaz d escribir y detallar tantos datos sin habelos vivido de alguna forma. En conclusión, totalmente asombrada de que se hable de literaruta al mencionar a este autor... porque tal y como yo lo veo, escribe para si mismo, un completo egoista, perverso ymuy inteligente, claro está. Pero como mujer, vomitaría en su cara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Lola,

      Cualquier opinión es respetable siempre que consiga argumentarse, pero considero que te excedes en tu comentario, sobre todo ante la necesidad de exponer públicamente tu vida sexual. Considero innecesario explicarnos la edad en la que perdiste tu virginidad, incluso lo considero vergonzoso. Personalmente, no pienso seguir con la polémica respecto a "Lolita", porque en varios comentarios previos he expuesto mi opinión siempre desde la perspectiva de la FICCIÓN, un pequeño detalle que los detractores de Vladimir Nabokov siempre ignoran. Ademñas, siempre me resulta paradójico que los lectores se sientan indignados ante la novela, pero nunca mencionen las dos adaptaciones cinematográficas. ¿Acaso la indignación es incomplatible con la pletórica filmografía de Stanley Kubrick? Finalmente, puestos a mostrar vuestra indignación, creo que la trilogía de "50 sombras de Gray" merece vuestro rechazo en mayor medida siendo una justificación del maltrato psicológico que describen los celos de la pareja como una muestra de amor. Considerando tu extenso curriculum, me sorprende que no hicieras mención de este fenómeno literario de actualidad y mucho más preocupante considerando el alto índice de adolescentes que empiezan a sufrir las agresiones de sus parejas amparadas por semejantes novelas. Finalmente, Gabriel García Márquez, gnador del Premio Nobel de Literatura, escribió "Memorias de mis putas tristes" en la que un octogenario se enamoraba de una adolescente. ¿Por qué nadie menciona tampoco esta novela? Es posible que la mayoría de críticas negativas estén derivadas de la ignorancia, porque te aseguro que el catálogo es amplio.


      Un saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
    2. Buenas tardes -de nuevo- Lola,

      Siento curiosidad respecto a tu impresión sobre otros clásicos de la literatura como "Anna Karenina", "Madame Bovary" o "La Regenta". ¿Consideras que el adulterio justifica el trágico final de las tres protagonistas? Es por la cuestión de simplificar argumentos demostrando una opinión generalista que se basa en la concepción propia de poseer una superioridad moral con la que justificas las agresiones verbales a los seguidores de mi blog, pero exclusivamente a aquellos que hayan mostrado una opinión favorable a la novela de "Lolita". Con sinceridad, me resulta hipócrita tu manera de prejuzgar a las personas basándote exclusivamente en sus lecturas, cuando siendo escritora deberías estar dispuesta a aceptar todas las opiniones respecto a tus textos. Además, no creo que sea necesario expresar tu indignación GRITANDO, porque no conseguirás que tus argumentos se escuchen mejor, sino que conseguirás el efecto contrario al deseado, el rechazo. Nuevamente quiero reiterar que todas las opiniones son respetables, siempre que sean recíprocas. Es decir, tu animadversión a la novela no debe emplearse como excusa para incurrir en comentarios peyorativos o un tono agresivo. Un ejemplo gráfico, "Mi lucha" de Adolf Hitler volvió a reeditarse, ¿significa que todas las personas que adquieran un ejemplar son favorables al nazismo? ¿O debemos censurar la historia para evitar que conciencias demasiado sensibles puedan sentirse ofendidas ante la lectura del manifiesto? Por es razón te dije en un anterior comentario que es necesario diferenciar la FICCIÓN, analizar la obra en su contexto de forma objetiva, sin dejarse influenciar durante la lectura por prejuicios personales que condicionen la valoración final de la obra. Así que la próxima vez que escribas en mi blog, respeta las opiniones del resto de usuarios sin incurrir con semejante facilidad en la demagogia o el insulto, porque no es necesario gritar para hacerse escuchar. Un último consejo, escoge mejor tus lecturas en consonancia a tu ideología personal y no despotriques contra aquellos con la suficiente madurez literaria para apreciar la ambigüedad, porque no toda la ficción se divide en extremos, es decir, entre buenos y malos, entre blanco y negro, sino que existen una amplia variedad de grises entre ambos, de pequeños matices que es necesario aprender a percibir o, en otras palabras, aprender a leer entre líneas.

      Nuevamente, reitero que las puertas del Depósito estarán siempre abiertas para cualquier que quiera opinar respecto a una novela previamente diseccionado, pero siempre que se mantenga el respeto hacia las opiniones del resto de lectores y sin incurrir en el insulto o agravio. En palabras de Voltarire: "No comparto su opinión, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarla".

      Un saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  14. Buenas. Me encanto la crítica del libro. Definitivamente se requiere ser muy buen escritor para poder describir y explicar la lucha que sufría Humbert por su obsesión con Lolita, sin rayar en lo vulgar. No considero que sea una literatura erotica sino más bien que tiene un transfondo psicológico. Por supuesto que estoy en contra de la pedofilia pero este libro nos permite entender el pensamiento y la dura batalla que se libra entre el deseo y lo socialmente reprochable. Hasta se llega a sentir lástima por el personaje y por supuesto mucho más por Lolita, quien fue una víctima porque a pesar de que inicialmente consintió dicha situación, era apenas una niña por lo que no podía tener claro su actuar y las consecuencias del mismo, a diferencia de Humbert

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Elizabeth,

      Magnífica reflexión e interpretación de la novela más célebre -y polémica- escrita por Nabokov. Es obvio que has captado la ambigüedad del relato sin incurrir en prejuicios, pero sabiendo distinguir los límites censurables de la relación entre Humbert y Lolita. Por ello, quisiera felicitarte al demostrar una gran madurez como lectora y recomendarte "Las edades de Lulú" (Almudena Grandes) o "Las venus de las pieles" (Leopold von Sacher-Masoch) ambas muy interesantes por la compleja psicología de los personajes y la relación de dependencia -emocional y sexual- que establecen con la persona objeto de su deseo.

      Muchas gracias por tu comentario y espero que vuelvas a participar en futuras -o anteriores- autopsias literarias.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  15. Buenas. Me encanto la crítica del libro. Definitivamente se requiere ser muy buen escritor para poder describir y explicar la lucha que sufría Humbert por su obsesión con Lolita, sin rayar en lo vulgar. No considero que sea una literatura erotica sino más bien que tiene un transfondo psicológico. Por supuesto que estoy en contra de la pedofilia pero este libro nos permite entender el pensamiento y la dura batalla que se libra entre el deseo y lo socialmente reprochable. Hasta se llega a sentir lástima por el personaje y por supuesto mucho más por Lolita, quien fue una víctima porque a pesar de que inicialmente consintió dicha situación, era apenas una niña por lo que no podía tener claro su actuar y las consecuencias del mismo, a diferencia de Humbert

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Elizabeth,

      Magnífica reflexión e interpretación de la novela más célebre -y polémica- escrita por Nabokov. Es obvio que has captado la ambigüedad del relato sin incurrir en prejuicios, pero sabiendo distinguir los límites censurables de la relación entre Humbert y Lolita. Por ello, quisiera felicitarte al demostrar una gran madurez como lectora y recomendarte "Las edades de Lulú" (Almudena Grandes) o "Las venus de las pieles" (Leopold von Sacher-Masoch) ambas muy interesantes por la compleja psicología de los personajes y la relación de dependencia -emocional y sexual- que establecen con la persona objeto de su deseo.

      Muchas gracias por tu comentario y espero que vuelvas a participar en futuras -o anteriores- autopsias literarias.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  16. Definitivamente uno de mis libros favoritos, Nabokov hace una obra maestra capaz de criticar a una sociedad constantemente hipócrita consigo misma, y por supuesto el problema que el autor evidencia en su postura de los jóvenes norteamericanos (especifico debido a que creo que las nacionalidades de los personajes fue completamente intencional); ejemplificando su falta de horizonte y haciendo todo un complejo perfil psicológico en el caso de Lolita, como el claro ejemplo del capricho y el hedonismo juvenil, tal vez teniendo en cuenta el reciente contexto en el que el escribe la obra se puede entender un poco más las formas de ser y ver el libro.

    Por otro lado considero fundamental, el perfil socio-afectivo de Humbert ya que este es el que le da forma a su peculiar manera de interpretar el mundo y sus relaciones afectivas, y la descripción única y totalmente sentida que logra el autor en este personaje en especifico, haciendo que el lector se identifique con su sufrimiento, placer, y racionalidad. Donde curiosamente lo que queda de telón de fondo es la edad de Lolita, mostrando pues, que eso es lo que menos importa en el importante drama que viven estos dos personajes en toda la historia.

    Me gustó tu crítica de la obra, te felicito por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Daniel,

      En realidad, debería ser yo quien te felicitase por esta magnifica reflexión sobre "Lolita". Con frecuencia, estoy en la obligación de defender la novela frente a los comentarios precisamente hipócritas de una sociedad que se evidencia con sus propias palabras y, por consiguiente, debo agradecerte tu comentario al aportar una percepción soberbia e inteligente que vence los prejuicios sociales contra la novela de Nabokov sin haberla leído previamente o esforzarse por comprender los múltiples niveles de lectura que componen esta obra.

      Nuevamente, gracias por tu aportación. Estoy segura de que tu comentario puede contribuir a que muchos lectores acaben sintiéndose interesados en "Lolita". Recuerda que siempre encontrarás las puertas del Depósito abiertas y el material quirúrgico a tu disposición.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  17. Acabo de terminar el libro y debo decir que es una lectura que DEBE realizarse antes de morir - o dejar de leer-. Creí que haber visto las películas antes sería un gran error a la hora de comenzar a leerlo, sin embargo, me pasó que me fue muy fácil separar las tres obras y para nada afectó mi lectura el haberlas visto, excepto en conocer el desenlace. Admito que hubiese sido aún mejor leer el espectacular capítulo donde se enfrenta a Quilty sin tener conocimiento de este. Y, al igual que antes de leer la novela, la dirigida por Stanley sigue siendo mi predilecta.
    Los fragmentos que me cautivaron y se guardaron mejor en mi memoria fueron esos breves momentos en los que H.H se daba el tiempo de reprocharse a sí mismo, y relataba -con el dolor de su alma- cuando veía a Lolita con una mirada perdida y vacía frente al espejo, o la escuchaba llorar todas las noches cuando se hacía el dormido. Es ahí donde yo discrepo de catalogar a la novela de "erótica" o incluso "romántica".
    Muy buen libro y con esto es imposible controlar el fanatismo y no llamar a Nabokov un genio.
    Para los que repudian la novela, al autor, al narrador, etc., sugiero leer el último "capítulo", "Acerca de un libro titulado <>", que, a pesar de que no logrará cambiarlos de bando, sí creo que dará una mejor perspectiva. Sirve para recordar que este libro, como tú has señalado varias veces, no es más que ficción.
    Concuerdo contigo en varias cosas y me gustó bastante tu crítica. Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Francisca,

      En primer lugar quisiera disculparme por la demora en mi respuesta, pero las últimas semanas han sido muy intensas debido a la necesidad de compaginar el trabajo y los textos del blog con los entrenamientos de crossfit para la competición Maniak Arena 2016 que se celebrará este fin de semana.

      Respecto a tu comentario, soy una persona que prefiere diferenciar la novela original de la adaptación cinematográfica con objeto de evitar posibles influencias, especialmente en la caracterización de los personajes a los que acabamos atribuyéndoles el rostros de los actores que los interpretan en las películas. Si bien, reconozco que la versión de Stanley es necesaria para complementar la novela de Nabokov, además de otro ejemplo de la maestría de este "literato" director de cine.

      Por otro lado, es obvio que has profundizado notablemente en la lectura de "Lolita", tal y como se aprecia en algunos detalles que has comentado, sin dejarte influenciar por los prejuicios que existen hacia esta novela y por esta razón debo felicitarte, pues demuestras tener un pensamiento crítico objetivo y racional poco frecuente en la actualidad ante el predominio de literatura de rápido consumo que menosprecia a los clásicos.

      Muchas gracias por tu comentario y espero que vuelvas a escribir en futuras -o anteriores- críticas literarias.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      PD: Disculpa nuevamente la demora en mi respuesta.

      Eliminar
  18. Hace un par de días me preguntaron cual era mi libro favorito y respondí: Lolita, muchos en mi entorno no lo conocen y cuándo les comento de qué sé trata me miran muy raro, pero curiosos.
    Creo que para leerlo hay que tener paciencia, en mi caso lo hice en español -debería leerlo en inglés-, muchas veces note qué Nabokov ronda en lo mismo y se torna cansador a veces, pero me encanta su narrativa y por eso seguí adelante con la lectura, segundo... Creo que dejar los prejuicios de lado es importante para, al menos, poder disfrutar/entender la historia, Lolita es un libro que te deja pensando e incluso pone la ética y moral al borde de la destrucción.
    Más allá de la edad de Dolores, yo siempre me pregunto "y si ella tuviera 18 años?" seria otra cosa verdad?.
    Finalmente, las películas, quiero decir que la de 1997 es mi favorita, pues amé la interpretación de Jeremy Irons.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes,

      Magnífica reflexión e interpretación de "Lolita". Efectivamente, los prejuicios del lector le impiden apreciar la ambigüedad de la novela y acaban prejuzgando el argumento basándose en una concepción hipócrita de la sexualidad. De hecho, es bastante acertado el detalle mencionado sobre la edad de la protagonista, pues la percepción de la novela hubiese sido completamente diferente -y la consecuente polémica inexistente-.

      Muchísimas gracias por este comentario, pues siempre es una alegría indescriptible leer los comentarios de personas capaces de apreciar la complejidad de esta novela.

      Un cordial saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  19. Creo que para muchas personas resulta un libro difícil de digerir, más que nada por su temática principal.
    En lo personal creo que si no hubiera leído primero a temprana edad el libro las brujas de Mayfair de Anne Rice hubiera visto de manera muy diferente este libro, dado que Anne Rice toca temas de pedofilia, incesto, homosexualidad entre otros que quizá no recuerde. Recuerdo que estaba en completo shock mi cerebro al leer tales cosas de las que el ser humano era capaz, que incluso ocupe mucho tiempo para asimilarlo.

    En fin, Lolita es un libro estupendo donde la gente se pierde entre la ficción y la realidad, y no puede ver esa línea. Creo que sus mentes no pueden concebir tal crimen cometido hacia Lolita, y de alguna forma sienten empatia de padres hacia Lolita, porque quien en su sano juicio permitiría algo asi?
    Y sienten que al leerlo están siendo parte del crimen de Humbert.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto me falto mencionar que la voz de Jeremy irons, en la película de 1997 su voz original en inglés. Le da un toque exquisito a la narración, y esa voz le puse al personaje, ya que primero vi la película recientemente y después leí el libro.

      Eliminar
    2. Buenas tardes Cassherm-Dio,

      Creo que has sabido apreciar la disyuntiva que representa para la mayoría de los lectores la novela, así como el rechazo por su progresiva empatía hacia el personaje de Humbert. Es bastante interesante comprobar las reacciones contrapuestas que siempre provoca su lectura, aunque desgraciadamente tienden a basarse en prejuicios previos que les impide apreciar la ambigüedad de la novela. De hecho, es un libro que recomiendo a pocos lectores, siempre considerando su experiencia literaria con novelas similares, un detalle bien señalado en tu comentario al mencionar "Las brujas de Mayfair" que, por cierto, ahora siento una gran curiosidad por leer gracias a ti. :)

      Reconozco que la única adaptación de "Lolita" que he disfrutado ha sido la película deStanley Kubrick, aunque tendría que darle una oportunidad a tu remake... en versión original.

      Muchas gracias por la recomendación y no olvides que las puertas del Depósito están siempre abiertas para cuando quieras compartir tu opinión. Estaré encantada de volver recibirte. ;)

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      PD: ¿Qué otras novelas de Anne Rice podrías recomendarme? Excepto "Entrevista con el vampiro" y "Lestat el vampiro" soy bastante profana en la bibliografía de la autora.

      Eliminar
  20. Hola Maria, estoy comenzando la lectura de este fascinante autor. Puede ver la adaptación en su version cinematográfica Adrian Lyne de 1997, me parecio excepcional,con sus limitaciones por supuesto. Creo que tanto su adaptación en cine como en lectura no es para cualquier persona. Se necesita de una mente abierta, que sepa comprender a donde quiere llegar el autor. Lamentablemente no todos pueden llegar a separar el hecho fantástico o de ficción de una realidad próxima. Busco en el libro detalles que entrelazan a los personajen que quizás por omisión no pudieron entrar en el film ¿podrías darme alguna recomendación en cuanto a su lectura?. Desde ya agradecido. Me tope por esas coincidencias de la vida con tu blog y me parecio genial. Un afectivo saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Pablo,

      En primer lugar quisiera darte la bienvenida a "La diseccionadora de libros" y, por supuesto, al Depósito donde siempre encontrarás las puertas abiertas y el material quirúrgico dispuesto para ser utilizado por lectores como vosotros. :)

      Respecto a tu pregunta, no existe ninguna novela de continuación, pero si te encuentras interesado en la extensa biblografía de Vladimir Nabokov te recomiendo "Ada o el amor" -la mejor obra del autor después de "Lolita"-, "Pnin", "El hechicero" -que posee bastantes paralelismos con "Lolita"- o "Desesperación", todos publicados por la editorial Anagrama. Espero que disfrutes con su lectura. ;)

      Nuevamente, muchas gracias por tu comentario y espero que vuelvas a escribir siempre que desees compartir tu opinión con el resto de lectores.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  21. Buenas noches Maria

    Gracias por responder. Tendre en cuenta tus recomendaciones. Te cuento que estoy avanzando en la lectura de Lolita y en relación con el film el libro va cerrando muchos huecos y preguntas me hacia respecto a los personajes y pasajes de H.H., excepcional. Admito ser mas cinéfilo, pero leerla es imprescindible . Gracias nuevamente. Saludos

    ResponderEliminar
  22. Buenas noches, acabo de leer este mágnifico libro. Antetodo quiero decir que no soy lector habitual pero seguro que libros como este me sumergirán en el hábito de la lectura. Mi historia con este libro es la siguiente. Recientemente he conocido a una amiga muy especial que venera este libro y yo sentía curiosidad por él. Ella me contó que el autor era Nabokov y que trataba sobre una bonita historia de amor entre un padre y su hijastra de 12 años. Pensé que trataría de un amor furtivo por parte de los dos pero en realidad es la historia de amor que procesa un padre por su hisjastra y no de un amor compartido por ambos. Comentar que acabo de leer el libro sobrepasados los 40 años, y a veces he tenido que releer algún que otro párrafo para entender la entonación de frases espesas en adjetivos. Pero lo que más me sorprende es que mi amiga lo leyó por primera vez con 15 años y fue un libro que la marcó. Tras la lectura del libro este dato me ha dejado sorprendido porque entiendo que no es una lectura apropiada para una adolescente de 15 años ... o quizás sí. ¿Cual es tu opinión?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches José,

      La madurez del lector no es un factor relacionado con la edad. Mi hermana pequeña empezó a aficionarse a la literatura rusa con apenas catorce años y en la actualidad ha leído todas las obras completas de Fiódor Dostoyevski, León Tolstói o Vladimir Nabokov. Por el contrario, reconozco carecer la paciencia necesaria para disfrutar con su densa prosa, tal y como te ha ocurrido con "Lolita". Por el contrario, tengo mayor experiencia en novela asiática, especialmente japonesa. A pesar de esta discrepancia en nuestras predisposiciones literarias en base a nuestros gustos personales, pues un buen lector es aquel que carece de prejuicios previos hacia la obra, un detalle esencial cuando decides empezar "Lolita".

      Precisamente, quisiera aprovechar el presente mensaje para felicitar a tu amiga por su precocidad literaria. Es difícil, casi imposible encontrar lectores adolescentes con semejante capacidad de comprensión y tolerancia personal sin dejarse influenciar por los juicios adultos. Por otro lado, destacar que su recomendación demuestra que tiene una alta estigma de tu persona, pues "Lolita" no es una novela aconsejable a cualquier persona. ;)

      Muchas gracias por compartir tu opinión y espero que vuelvas a escribir en futuras -o anteriores- autopsias literarias.

      Un abrazo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar
  23. Hola, muy interesante su análisis, personalmente me gustó mucho el libro, para mi,es un claro ejemplo de como se juzgan los libros sin leerlos o símplemente no viendo la crítica o la ficción, el aspecto humano de los personajes. Creo que solo un idiota dejaría de leer libros como este solo por la temática, sería igual, por ejemplo,que no leer crimen y castigo por tratarse de...bueno, eso que mejor lo averigüe el que no lo haya leído.

    ResponderEliminar
  24. Hola! Me encantó este libro y debo decir que tu análisis complementó mis juicios finales. Me parece increíble lo hipócrita que puede llegar a ser la sociedad (moralmente), en este caso, al leer los comentarios veo cómo esta novela genera tanta controversia en las personas que no ven más allá de ella y toman como tema principal para esta novela la pedofilia. Nabokov tiene una forma de escribir muy exquisita para el lector, es importante comprender que el autor al poner a Humbert como narrador, no busca justificar su comportamiento sino más bien permitirle al lector generar diversas interpretaciones a esta magnífica historia, pues precisamente lo que esta obra no busca reflejar es esa relación entre víctima y victimario.
    Finalmente, me gustaría que me recomendaras más libros de este estilo, que representen cierta ambigüedad... Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Angélica,

      Es obvio que has sabido interpretar correctamente la doble moral de Nabokov. En referencia a tu petición, otras novelas del escritor ruso que te recomiendo son "Ada o el amor" -la mejor obra del autor después de "Lolita"-, "Pnin", "El hechicero" -que posee bastantes paralelismos con "Lolita"- o "Desesperación", todos publicados por la editorial Anagrama. Por otro lado, autores como Fiódor Dostoyevski ("El idiota"), Oscar Wilde ("El retrato de Dorian Gray") o Charles Dickens ("Casa desolada") también resultan interesante por su capacidad para retratar la hipocresía de la sociedad. Espero que disfrutes con su lectura. ;)

      Un cordial saludo

      María del Carmen Horcas (La diseccionadora de libros)

      Eliminar